¿Has pensadas en cuantos Desplazamientos que realizas en coche podrías sustituir por una bici? ¿Te gustaría utilizar la bici pero hay Momentos en que no quieres sudar o las pendientes se te Hacen pesadas? Las bicicletas eléctricas ofrecía esta Ayuda y te Hacen la vida más fácil.

Estas son algunas de las múltiples ventajas:
 

Muévete con libertad

Una bicicleta eléctrica es, por encima de todo, una bicicleta y es considerada y regulada como tal. Además de circular por la calzada de las calles puedes utilizar los carriles-bici, circular con respeto por las zonas de peatones, ramblas y aceras donde está permitido, o entrar en caminos y pistas restringidas a los coches y las motocicletas. También, puedes realizar el desplazamiento puerta a puerta, sin retenciones y sin emplear el tiempo y el dinero que te cuesta aparcar el coche.
 

Amplía tu radio de acción

La ayuda que te ofrece la bicicleta eléctrica te permitirá realizar un gran número de gestiones y desplazamientos que hasta ahora te parecían impensables. Podrás ir a trabajar además de 15 km de distancia o cargar una buena compra sin problemas. Piensa que, a diferencia de una motocicleta, la bicicleta te permite utilizar sillitas para niños, carretillas para mercancías y otros accesorios.
 

Haz salud

Un buen estado personal exige mantenerte físicamente activo cada día. Hacer deporte a menudo requiere una preparación y un tiempo que a veces cuesta de encontrar. Con una bicicleta, haces tu vida mientras te cuidas y puedes regular la asistencia eléctrica para encontrar siempre tu punto.
 

Reduce costes

No hay que hacer demasiado cálculos para intuir que con una bicicleta puedes reducir de forma importante tus costes de transporte. Con una inversión pequeña y una vida larga tienes un vehículo que no paga impuestos, combustible, ITV, aparcamiento, etc. Si es eléctrica, una recarga para pasar la semana te puede costar menos de 30 céntimos de euro! Pero si te quedan dudas, ven y estudiaremos juntos tu caso.

Mejora la sostenibilidad de nuestro entorno

Ir en bicicleta en lugar de coger el coche o la moto tiene beneficios para ti y también para el medio ambiente. Evitas emisiones de gases tóxicos para la salud como los óxidos de nitrógeno y las partículas en suspensión, reduces las emisiones de CO2 que contribuyen al cambio climático, reduces el consumo y la dependencia del petróleo y no haces ruido.